Pronóstico de respuesta al tratamiento de inmunoterapia específica frente ácaros

Descripcion
La rinitis alérgica afecta entre el 10% y 30% de la población mundial, siendo los alérgenos inhalados, fundamentalmente pólenes y ácaros, una de las causas más frecuentes. Según la OMS, la inmunoterapia específica con alérgeno (ITA) es el único tratamiento que puede alterar el curso natural de las enfermedades alérgicas, y también puede impedir el desarrollo de asma en los pacientes con rinitis alérgica. Además, dada la elevada eficacia y seguridad que ha demostrado, el uso de la inmunoterapia con vacunas alergénicas tiene una adecuada relación beneficio/riesgo para el paciente alérgico que implica la recomendación de su empleo siempre que se encuentre indicada. La ITA consiste en la administración del dosis progresivamente crecientes de un extracto alergénico frente al que el paciente está sensibilizado, con el objetivo de disminuir los síntomas en posteriores exposiciones a ese alérgeno. Para incrementar las probabilidades de éxito del tratamiento de ITA se recomienda su administración continuada por un periodo de 3 a 5 años.

Sin embargo, aunque la eficacia de la ITA haya sido demostrada frente a alérgenos bien caracterizados y altamente prevalentes como el polen y los ácaros del polvo doméstico, hay un 30% de pacientes que no responden al tratamiento, sin conocerse en profundidad las causas, y lo que es más importante, sin poder predecir qué pacientes van a responder cuando inician el tratamiento. Por tanto, existe la necesidad de nuevas pruebas diagnósticas que permitan evaluar la eficacia clínica de forma temprana.

Como solución al problema planteado, el grupo de investigación ha desarrollado nuevo método que permitirá que en los primeros 3, 6 o 12 meses como máximo, puedan identificarse aquellos sujetos que no van a responder a la ITA mediante el análisis de marcadores celulares y humorales a nivel basal y durante los primeros meses de tratamiento, y así determinar si el tratamiento está siendo efectivo o no.

Ventajas


  1. Permite la identificación, rápida y exenta de riesgo para los pacientes, de aquellos sujetos que no van a responder adecuadamente a la ITA durante los primeros meses de tratamiento, para evitar continuar en aquellos casos en los que no va a ser eficaz.
  2. Poder eliminar el tratamiento de forma temprana cuando no va a ser efectivo, resulta beneficioso para el paciente y podría traducirse en un gran ahorro de costes.

Descargar